jueves, 7 de abril de 2011

ESTRABISMO

Ella sabrá lo que hace; al fin y al cabo es su vida. Siempre ha tenido unos gustos un tanto extravagantes pero llegar a salir con un tío calvo, con gafas, bajo y con barriga, vamos, que no le pega nada. Realmente esperaba bastante más de ella. Con lo maja que es y mírala, ahí, en el altar, a punto de hipotecar su futuro y eso que le he avisado: “piénsatelo, no tengas prisa…”, le he repetido infinidad de veces.
Yo, en cuanto me pregunte el cura, con decir el consabido “Sí quiero” ya se apañará.

13 comentarios:

Jesús Alonso dijo...

Enhorabuena por la boda y por el relato (al yo ficticio y al autor).

Maite dijo...

Muy bien desviada esa mirada del lector hacia una tercera pareja cuando en realidad el narrador es el protagonista. Me ha gustado mucho. Un abrazo.

luis dijo...

Genial este micro amigo. Una delicada presentación y un desenlace inesperado pero genial.
De cualquier modo ya sabes que las apariencias engañan y que seguro que ella ya eligió después de conocerte en lo que importa.
Un abrazo.

Elvira Daudet dijo...

Querido José Antonio:

¡Qué virtuoso juego de equívocos con el lector y cómo te diviertes escribiendo! Te envidio.

Gracias por tu sensible correo, amigo.
Besos
Elvira

claudia dijo...

Genial!

emmagunst dijo...

Fantástico José Antonio!!! me gustó muuuuucho

Princesa115 dijo...

Muy bien conseguido el microrelato con un desenlace original y para nada previsto.
Genial...

Un saludo

Cita dijo...

jejejejejejeje muy bueno... has sido legal, ella ,avisada queda.
Besos
Cita

Javier dijo...

Un ojo puesto en la novia y otro en el cura, por si éste se echa para atrás.
Si es que con la Iglesia no hay quien se fíe, nunca se sabe ...

Elena R. dijo...

Muy bueno, despierta la sonrisa (doble bueno entonces)

José Antonio Fernández dijo...

Pues dobles gracias!!

MARIAN dijo...

se habrá fijado en lo que hay dentro, dale la oportunidad, a lo mejor, sale hasta bien.
un saludo
Marina

José María Piñeiro dijo...

Algún elixir habrá habido por medio.