martes, 19 de abril de 2011

BONOLOTO

Todos apretujados en aquel enorme congelador, bajo la atenta mirada de la experta que controla temperatura, sensores, lucecitas, alarmas y relojes. Todos literalmente tiesos, menos uno que lucha por destacar entre los demás, forzando un latido, en espera de que esa mano inocente, algo divina, decida sacarlo de su frío ostracismo.

8 comentarios:

luis dijo...

Realmente un juego en el que hay mucho que ganar. magistral José Antonio.
Saludos

emmagunst dijo...

ese que lucha es el revolucionario...y la mano que elige...quién es?

Cita dijo...

Qué angustia... no sé si mi interpretación de este micro es la correcta pero me parece injusta esta elección del azar.
Besos
Cita

Maite dijo...

Muy bueno, bien llevado, solo el título me ha hecho ver con demasiada antelación la resolución del micro. Un abrazo.

pedrojescritor dijo...

Pero suele tocar al que menos lo necesita. Muy interesante el relato.
Saludos.

Micaela dijo...

Genial este microrrelato. ¡Qué tengas felices vacaciones! Un abrazo y un placer que vinieras a Vilapoética. La gente se ha quedado muy contenta y esperamos una 2ª edición.

Princesa115 dijo...

Siempre hay alguien que lucha e intenta destacar pero es el azar el que decide.
Buen micro

Un saludo

TORO SALVAJE dijo...

Espermatozoides congelados?
Eso es lo que he pensado.
A ver si voy a tener que ir al psicólogo.

Saludos.