lunes, 18 de octubre de 2010

CHICA CAÑÓN


Como un clamor que me desboca.
Todo por ver tus apariencias
forzar el imperdible que retiene
ese pastel de golosinas.
Todo porque una piruleta
deja marcada con rosada mancha,
formando un corazón salvaje,
la comisura de tu lengua.
Todo por ver romper las cremalleras
por la presión de tus durezas,
de tus corolas, todo por querer
arrancarte ese trapo que molesta,
que te asfixia,
que me genera
tan fuerte calentura que no veo
venir a tu mancebo con bigote
acercárseme provocado.

Si es que me pierde ver
el final de un escote,
ahuecado a sabiendas,
más si en el centro del canal,
en medio justo,
la sombra de un lunar enrabietado
impide que la vista continúe.

Duele saber
que hay situaciones donde una erección,
perfectamente involuntaria,
ha de esconderse dentro de la parte
de la llama que más enfríe.

Todo porque la sed se ha de quitar
bebiendo de la fuente
que se aproxime y se nos abra.

21 comentarios:

Luis dijo...

Vehemente y sincero texto en el que no caben dudas. Todo queda dicho lisa y llanamente. Con una bravura realmente desbocada.
Excelente

emmagunst dijo...

guauuuuuuuuu

los 2 últimos párrafos me pusieron triste

Clara Schoenborn dijo...

Este es un poema diferente a los que escribes habitualmente porque en principio en él se han descorrido los telones y el deseo se muestra en toda su magnitud, no sin antes volver a caer en esa cordura a la que todos debemos corresponder. Un abrazo amigo.

Clara Schoenborn dijo...

¡Ah! ¡Me encantó la fotografía!

Jose Zúñiga dijo...

Como quien no quiere la cosa te ha salido un poema redondo. No hay más que hablar. Y sonreir un poco.
Abrazo

** MARÍA ** dijo...

Me gusta tu poema, me gusta saber como se pierde un hombre al ver el final de un escote.

Un placer encontrarte y leerte.

Un beso tierno y dulce para ti.


** MARÍA **

aniki dijo...

Uf, José Antonio, qué inspiración. Mira, creo que esta tarde me compro un par de blusitas con escote ahuecado y, no sé, ya te contaré...

Besossssss.

Micaela dijo...

Intenso y apasionante...Un placer como siempre. Felices días. Un abrazo.

José María Piñeiro dijo...

Tú con la chica cañón y yo con la giganta.

Mayte dijo...

La instintiva naturaleza no sabe de tiempos de esperas ni diferencia rostros ni sonrisas.
Solo sabe de su sed, del arroyo que fluye como carmín a fuego vivo, saciar la necesidad imperiosa en el instante del deseo.
Intenso y mágico.
Me encanta.
Saludos, José Antonio.

César Sempere dijo...

Directo al asunto, sin tapujos. Escribes desnudo buscando su desnudez.

Bueno, muy bueno.

Un abrazo,

Paloma Corrales dijo...

Así como atreviéndote, con ritmo vigoroso y casi uregnete. Me gusta.

Besazo.

Laura Gómez Recas dijo...

Hablaba hace unos días con Alberto Infante sobre la poesía erótica masculina. Nuestra conclusión es que soléis adentraros en lo evidente más de la cuenta y que es mejor buscar la línea entre eros y sense...
¿lees los pensamientos? Sí... Es, al menos para mí, turbador en algunos momentos, excitante... pero se mantiene en el equilibrio, como la hombrera caída que deja medio seno al descubierto y otro medio erguido y adivinado. Mucho mejor así... Me ha encantado.

Laura

TORO SALVAJE dijo...

Estoy convencido de que los escotes tienen imán.
Al menos para mis ojos.

Gran poema.

Saludos.

Pedro F. Báez dijo...

Vengo tarde, porque llevo días agripado. Lo predije unos poemas tuyos atrás: que te ibas revelando. Hoy, desnudo y con erección que justificas, te muestras en toda tu gloria poética y personal. Sobre el último verso podría escribirse un tratado psicológico y el poema todo es la superficie de un espejo donde podríamos mirarnos y vernos, sin pretensiones, casi todos. Un gran abrazo, José Antonio. Jamás te arrepientas de mostrar tu verdad.

Princesa115 dijo...

Me ha encantado este poema donde desatas la pasión y el deseo, donde reflejas la capacidad del ser humano para poder intuir detrás de un escote.

Bello y sensual

Un abrazo

Bel M. dijo...

¿Sabes que tus poemas eróticos son muy buenos?, lo cual, no es nada fácil, por cierto.
Enhorabuena y un abrazo.

Ana Villalobos Carballo dijo...

Opino como Laura en cuanto a los poemas eróticos escritos por hombre y creo que has mantenido muy bien el equilibrio. Me ha encantado, muy bueno.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Suntphoto dijo...

Macho, escribes tan bien los poemas eróticos que te mereces un premio.

Me ha encantado.

Jasonia dijo...

Pasaba por aquí, y encuentro un poema calentito, calentito.Con el frío que ya va haciendo fuera, creo que me quedo.

Un saludo.

María dijo...

Me gusta porque aportas una mirada masculina sincera, a flor de piel y eso le da más fuerza.
Un abrazo