lunes, 8 de febrero de 2010

FUMATA BLANCA PARA UN HEREJE



Rosas y lirios,
donde las aguas se abren
y el horizonte se tiene.
Y un árbol, el de la vida,
donde las manos se enredan
en un tronco pegajoso
de tentaciones y pecados.
Y unas frutas
en cuyo interior crecen gusanos
con lengua bífida y trajes de sotana.
Y unas manos pecadoras
señalando al Cielo
con el signo de un generoso cuerno.

¡Habemus Papam!

11 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Realmente sobrecogedor.
El poema es impecable.

Saludos.

Luis dijo...

Sobran las palabras. Todo quedó diho en estos versos arrogantes y certeros.

Suntphoto dijo...

Un dia provechoso, veo que el cambio de imagen tambien ha provocado un vendaval de entradas fructíferas y con las ideas claras, como la de esta.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Sólo donde el horizonte se tiene cabría un cuerno así de desafiante....

Un abrazote
Marian

Paco Alonso dijo...

Excelente poema amigo, te devuelvo la visita y te enlazo para poder seguirte.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

José Ignacio dijo...

Singular visión que parece extraÍda del Apocalipsis. Hasta pronto

Gustavo Pertierra dijo...

Impactante poema, en el que presumo subyace entre sus letras algo más que lo meramente religioso. Imagen y versos se conjugan de maravilla.
Un abrazo, estimado amigo

Clara Schoenborn dijo...

¡Santa María sin pecado concebida!

Clara Schoenborn dijo...

¡ Ave María purísima, sin pecado concebida! (Ahora sí me acordé como se dice...)

José Antonio dijo...

Gracias a tod@s por los comentarios, pues este Blog no sería nada sin ellos.
Amiga Clara, noto que necesitas un cierto repaso en tus lecturas religiosas, te interesa pues por menos ha ido gente a la hoguera, je, je.
Un fuerte abrazo a tod@s.

Jose Joel Rios dijo...

Más generoso eres tú, que nos convidas este festín...
de poesía.
Gracias José Antonio.