lunes, 21 de mayo de 2018

UN POEMA Y UN LIBRO





CANTO RODADO

¿QUÉ discreta tarea?
¿Es encomendación de lo sagrado?

Lustrado por la antigüedad y el sol
surte su mineral allende.

Con la acumulación en sintonía
de aconteceres viejos
lava en calmosa lluvia o torrentera
su firmeza rocosa.

También en la sequía del verano
convierte el pulimento en honradez,
en amistosa unión.

Cuando surge algún viento farragoso
o un terreno revierte deslizado
a vueltas retrocede, o gira, o cambia
la posición de su eje nuclear.
Entonces tiembla en pulcritud su pose.

Ayer pasé y estaba.
Lo vi completo, como en flotamiento.
Pero seguí avanzando. No paré.
No quise resolver su fuego propio.

Mañana volveré. Y ahí estará.
Intentaré entender sus veteados,
el lenguaje endiablado de sus rayas.

Percibiré la vastedad del mundo.
Descubriré hasta el tiempo en su parálisis.

de "Di luz" editado por el Ayuntamiento de Espiel (Córdoba), 2018 

No hay comentarios: