martes, 17 de septiembre de 2013

POEMA

                                      Foto de Minyó Szert Károly


Dejar un hueco
entre una letra y su siguiente
lo suficientemente grande
como para que no interfiera
la una con la otra.
Lo suficientemente escaso
como para que no haya nada en su lugar.

Esa es la forma de escribir poesía,
dejando huecos y llenando espacios.
Esa es la forma de leerla,
moviendo espacios y vaciando huecos.
Es la manera de entenderla:
llenando / se. Vaciando / se.

Esa es la forma de escribir la vida:
borrándose,
                 rehaciéndose.

9 comentarios:

doll ida nuncalosabre dijo...

Me ha encantado. Ya tienes otra seguidora más. Un abrazo

Maria Germaná Matta dijo...

Una forma muy interesante de escribir poesía, y la vida sobre todo rehaciéndose.
Un abrazo

Miriam Tessore dijo...

si, para mí también es extraño pensarla así. Pero estoy de acuerdo. Hay que haber vaciado algo de uno para dejarla entrar.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Amigo José Antonio, magnifico poema.
.

Te regalo uno de mis pensamientos, es de mi último libro "Destino de Gorrión"

Silencio,
quebrado por el suave aleteo de un ángel.
El poeta se adueña de la magia
y dibuja palabras sobre páginas en blanco.
Este milagro invade las almas
que incincientemente se elevan,
purificando sentimientos
y renovando esperanzas

Lydia Raquel Pistagnesi

Nuria Barea dijo...

Touché :)

Mery dijo...

muy interesante, me ha gustado. un beso de arcoiris.

SUSANA BENET dijo...

Otro de esos poemas tuyos que seducen, precisamente porque es enigmático y claro al mismo tiempo. Leer uno de tus poemas es entrar en otra dimensión espacial, donde las palabras contienen el mundo. Gracias,

núria dijo...

Me gusta tanto que ahora mismo te lo robo. Por cierto te he linkado el blog en la página de facebook de Blocs de Cerdanyola, saludos!
La página es esta:
https://www.facebook.com/pages/Blocs-de-Cerdanyola/468798479829244

José Antonio Fernández dijo...

Gracias Núria, por darle un poco de vuelo al poema.
Un saludo.