martes, 27 de agosto de 2013

POEMA

                                  Foto: El niño Farini

Existen bosques
que no son precisamente de árboles.
Y si miráramos algunos libros
veríamos que tienen hojas
escritas con palabras de silencio.
Hay formas de sonidos
que son una onda muda nada más.
Como cuando uno vuelve a un sitio
del que no se ha marchado nunca.
Como cuando rebota
la vibración de un pájaro que vuelve
al nido de su origen último.

Ver a ese bosque que no es bosque
o leer el libro, el cual está sin letras,
o presenciar un vuelo planeador ya agotado
conlleva una renuncia, una exigencia
al retroceso, a ir de nuevo al antes
de que los cuerpos fueran cuerpos
e hicieran falta piras
para contrarrestar las sumas.

Hay bosques de palabras,
pájaros que son nidos por montar,
y libros con las hojas del revés
que obligan al lector a leer torcido.
También poemas que se incendian
en el momento exacto de escribirse.

Igual que un inventado sueño
que aparece y desaparece cuando es contado.
Y del que no hay explicación posible.



5 comentarios:

Miriam Tessore dijo...

Tengo la fotografía para este maravilloso poema!

Ío dijo...


Existen poemas como este poema que no me dejan marchar.
Maravilla, como bien dice Miriam.
Gracias gracias.

m.

SUSANA BENET dijo...

Un poema sutil, lleno de enigmas, con un estilo tuyo inconfundible. Me encanta.

María Fernanda PAZ dijo...

Maravilloso hallazgo el haberte encontrado, poeta. Te agradezco y te felicito por tu gracia, por tu arte, por tu don.

Me llevo conmigo un extracto de este bosque de palabras en el cual entro descalza, y me lo llevo a mi espacio para no perderte el rastro y seguir recorriéndolo de vez en cuando.

Me llevo esto, poeta, me lo llevo en una maleta, en mi alma de poeta imperfecta:

"Existen bosques
que no son precisamente de árboles.
Y si miráramos algunos libros
veríamos que tienen hojas
escritas con palabras de silencio.
Hay formas de sonidos
que son una onda muda nada más.
Como cuando uno vuelve a un sitio
del que no se ha marchado nunca."

Muchas gracias.

Un cordial saludo desde Buenos Aires, Argentina.

Fer

José Antonio Fernández dijo...

Gracias, María. Buenas tardes..