martes, 28 de agosto de 2012

UN POEMA DEL REVÉS

                      Fotografía de Gregory Colbert


Tal vez sea momento de cambiar
el signo de las cosas.

Yo empezaría por el pájaro,
que no volara, por ejemplo,
así estaría en una rama quieto
esperando algún viento que fuerce su elección.
A la nube que oculta al pájaro
le haría una ventana,
así la vista iría más allá
de la primera previsión.
También podría dar la vuelta a un árbol,
que su raíz se adentre por la nube
y absorba el elemento que la forma
dejando un hueco seco como muestra.

Es el momento de cambiar las cosas.

Al árbol le pondría nombre de hombre,
así, espalda y corteza
estarían unidos el uno con el otro
y las hojas, del árbol y del hombre,
harían de recuerdos
que habrían de caerse más tarde o más temprano.
Y el pájaro,
que en un verso anterior dejamos quieto en la rama,
sería la prueba necesaria
que dictamina el fin de un nuevo ciclo.
Tan sólo faltaría
posicionar lo inútil de sus alas:
volar es avanzar a lo anterior.

Es el momento de cambiar.
Coger la parte nueva de la roca
antes de que se forme puro líquido
y no sepamos ni su nombre.
.

15 comentarios:

EMMAGUNST dijo...

bellísimo poema pensante sobre el extraño porqué de las cosas

me hiciste sentir cada vuelta de tuerca...!

José Antonio Fernández dijo...

De eso se trataba Emma. Oye, ¿y esa pistola de la foto?

EMMAGUNST dijo...

dispara flores :)

ana asensio gil dijo...

Me gusta que me sorprendan y esta nueva perspectiva de las cosas lo hizo, haciendome cosquillas en el corazón. No pare de sonreir mientras lo leia detenidamente, sin prisas, como se sabora algo deleitoso, y pesarosa de llegar a su fin. Es un bello ejercicio de imaginación que amplia mi mente a nuevos horizontes, a mundos por descubrir...a nuevas sensaciones...

Lola dijo...

Me encanta, demos la vuelta a todo y hagamos que no rime nada, pero eso sí, no permitamos que la imaginación nos abandone...

Jorge dijo...

Excelente poema, por cierto.

Paloma Corrales dijo...

oneub euq :) Abrazo.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Sigues siendo un cita ineludible, mi querido José Antonio.. da gusto para cuando uno se alimenta en cada lectura.

Un besazo!
Marian

Vera Eikon dijo...

Es como un poema-cuento, lleno de sugestivas imágenes. Y aun encima llega Emma y le da vuelta a las pistolas y ahora disparan flores(esa sería la vuelta de tuerca que precisa el mundo). Y si lo pienso hay flores que nos agujerean el pecho, pero la muerte que las habita no es definitiva, sino que auspicia vida...Me encantó, y ese final...Besos

PÁJARO DE CHINA dijo...

"volar es avanzar a lo anterior", sí, sí. si tan solo supiera. volar hacia atrás, madurar hacia la infancia. los poemas más hermosos son también, y especialmente, para niños. como este poema. un abrazo muy fuerte y del revés (me he puesto los brazos en la espalda).

Mercedes Ridocci dijo...

Me gustado mucho este poema por su forma y por su contenido.

Un abrazo.

Mercedes Ridocci dijo...

Pretendo señalar que te sigo, pero no lo consigo.

Micaela dijo...

Me encanta José Antonio este poema. Creo que el cambio en la vida es lo que necesitamos en estos momentos. Un cambio a todos los niveles. Un abrazo.

Juan Bautista Morán dijo...

Revelador poema, poner el mundo al revés como una necesidad vital, creo que de autenticidad para que brote lo más necesario.

Un abrazo

TODOFOTOJUANGARAY dijo...

¡QUE HERMOSA FORMA DE CAMBIAR ESTE MUNDO ABSURDO POR OTRO EN QUE PRIME LA LOCURA!