martes, 22 de mayo de 2012

UN POEMA HUECO

                       Ilustración de Erika Kuhn


Hay cosas imposibles.
Como el plasmar en un papel un pájaro,
o el vuelo nulo de un desvanecido recuerdo.
Pensar que lo que está ya escrito es nuestro.
O que aunque no lo sea nunca,
pensar que pudo haberlo sido.

Como hay cosas posibles.
Así el imaginar un sueño bueno,
o el encender la luna abriendo el ojo.
También pudiera entrar en lo posible
la posibilidad a secas:
eso anula el vacío posterior a lo que hubo.
O el signo abierto de una vida
que busca el equilibrio que la lance.

Así, posible o no,
el motivo es buscar el imposible
recuerdo original del otro extremo.
Posible o no,
la función del poema es rastrear
el probable sentido de la flecha.
Borrar el indeleble sentido
                                        de la vida.

2 comentarios:

Juan Bautista Morán dijo...

Profundo, retrato de esa búsqueda que es todo poema. Me impresiona ese verso:
"Pensar que lo que está ya escrito es nuestro"

Un abrazo

José Antonio Fernández dijo...

Ahí seguimos, en esa búsqueda. He de decirte que me siguen impresionando tus fotopoemas.
Otro abrazo!