miércoles, 5 de octubre de 2011

LA PROFECÍA

“Son las doce horas, un minuto y quince segundos”, oigo que me dice. Pero yo no le creo y vuelvo a mirar por la ventana. Aparenta que está todo normal: los niños jugando, el árbol con hojas… Igual es pronto todavía, me digo. Insisto y llamo nuevamente: “Son las doce horas, ocho minutos y treinta y un segundos”. Evidentemente hoy ha de ser el día, de eso estoy seguro. Aún así cojo el calendario y vuelvo a hacer los cálculos con esa aprensión que tienen los que temen haberse pasado de cuentas.

7 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Por el inicio de la frase sé que es para presentar al concurso de relatos de la Cadena Ser.
He presentado uno.
La espectación que crea salir de cuentas es grande.
Un saludo.

José Antonio Fernández dijo...

Gracias, Anna. Pues me gustaría poder leer tu micro.
Saludos.

Maite dijo...

Un relato inquietante, me ha provocado una especie de angustia interior que me parece muy buena. Interactúas con el lector. Besos.

José Antonio Fernández dijo...

Gracias, Maite. Estoy deseando escuchar mañana los ganadores. A ver cómo se las han apañado con la frase.
Un abrazo!

Micaela dijo...

Hola José Antonio, me alegro de volver a leerte. He estado ausente durante una temporadita. Un abrazo.

Anna Jorba Ricart dijo...

Como el micro no quedará seleccionado en cuanto que acabe (se ha retrasado una semana por problemas de programación)...lo publicaré y te avisaré.

José Antonio Fernández dijo...

Gracias, Micaela. Leí en El laberinto que presentas tu nuevo libro. No puedo estar, el trabajo, pero sé que va a ser una gran presentación. Ya habrá oportunidad de vernos, y me cuentas.
Anna, pues tienes razón. Se ha retrasado. Bueno, avísame pues me gustaría leerlo.
Un abrazo.