martes, 11 de octubre de 2011

VACÍO

Hoy vengo de vaciarme,
de agarrar el papel por las esquinas,
las más lejanas al bolígrafo,
y forzar un sonido impertinente.
Vengo de apaciguar la cuerda
tanto tiempo apretada con desgana,
de destensar la coma que me impide
seguirle el ritmo a la evidencia
y de ponerle un calco a la palabra
para que marque fuerte en el papel
un verso principiante y espontáneo,
ese que siempre ansío y que no llega.

Tanto tiempo esperando nunca es bueno,
pues la ceja, al final, se queda fría
de estar atenta y preparada,
tanto que el párpado se encorva
roto su itinerario incuestionable,
ese que esconde voces indecentes,
esas que callan, que se amoldan,
que se van, que no vienen,
que están vacías como un hueco.

No puede ser lo mismo, yo me digo,
estar vacío que vaciarse, no,
no puede ser igual.

Hoy noto que la sal cae cristalina,
y ya es mucho, después de tanta lluvia.

Eso es que el cuenco está bebido.

8 comentarios:

Paloma Corrales dijo...

Caramba con el vacío. Espléndido, a pesar.

Un beso grande.

Vera Eikon dijo...

Evidentemente no es lo mismo estar vacío que vaciarse. Y bueno es cuando alguien puede vaciarse de este modo. Esa sal que cae cristalina ha sorprendido a mis ojos que sólo estaban preparados para la lluvia. Un abrazo

luis dijo...

José Antonio, escribes de tal modo, tan suelto en el verso, tan apretado en el sentir, que leerte es un ejercicio de gozo y alegría por más que a veces tus versos sean densos y acertados.
Amigo, gracias por escribir y por compartir.
Un abrazo enorme

J. G. dijo...

Lo de vaciarse ya es potente, para qué más, el resto ya se lee de forma diferente.

J. G. dijo...

Y por cierto, veo que has cerrado la publicación de comentarios arriba, comparto el espíritu del 11 M, lo que no comparto es esa dicotomía de que si no formas parte de la solución es que eres parte del proble, y digo... ¿Hay que estar forzosamente en alguna de esas dos partes? Creo que preferiría estar en el grupo de les que luchan contra el problema y propone soluciones constructivas.

José Antonio Fernández dijo...

Gracias, Paloma, Luis, Vera, por estar.
J.G. estoy contigo. La frase que dices está muy redicha, pero ¿no dirás que no es bonita? No matemos el pájaro antes de que empieze a volar. Algo habrá que hacer y ahora lo único que une a mucha gente de diversas ideologías es ese movimiento, aunque cualquier otro podría valer. Yo, por mi parte, no le pondré piedras en la rueda. A ver qué recorrido tiene, que ojalá sea largo, no ya aquí, si no en todo el mundo. Falta nos hace.
Abrazos.
Abrazos.

Airun dijo...

El vacío es necesario, sino no existiría su contrario. Un abrazo, J.

José Antonio Fernández dijo...

Efectivamente, Nuria, el Yin-Yang.
Otro abrazo para ti.