martes, 15 de febrero de 2011

DÍa 2

La fe se alimenta de retórica, como los poemas. De eso se alimentan las religiones. Como los poemas.

10 comentarios:

emmagunst dijo...

me la hacés cada vez más difícil José

Paloma Corrales dijo...

Lo repito, no me quiere dejar comentar... te decía que la fe se alimenta de la retórica, del miedo, de la necesidad, etcétera, pero que los poemas se nutren de una búsqueda que la fe en sí misma excluye.

Abrazos.

luis dijo...

Yo creo que la fe se alimenta del miedo a la aceptación de la propia responsabilidad, del pánico a la única oportunidad, en fin de todo aquello que solo uno en su conciencia no es capaz de aceptar como valido.
Un saludo José Luis.

Gustavo Pertierra dijo...

A ver, soy una persona que desearía tener una profunda fe (la vida me parece que se hace más llevadera) pero mi razón le deja pocos caminos abiertos a esta. De todos modos y lo dgo casi sin ninguna autoridad en la materia, asi que espero sepan disculpar cualquier barrabasada, leyendo el comentario de Paloma, no creo estar seguro que la fe (verdadera) se alimente del miedo, la necesidad, etc. de eso se alimenta la fe librecambista, "tanto te doy, tanto espero". Existieron ejemplos en la humanidad de lo que quiero decir, Mahatma Ghandi, La Madre Teresa, San Francisco de Asis por citar los primero que vienen a la mente y algunos otros con su fe puesta en otras "areas" tan nobles y respetables como las anteriores.
La fe es algo que crece hacia adentro y no debería estar contaminada de motivos externos, sino poco tendría que ver con lo que denominas "fe", en tal sentido me da la impresión, que no se puede asociar con la poesía, precisamente porque el principal rasgo distintivo de esta, es su caracter extrovertido, su afán de llegar a otro, cuando la fe es el afan por llegar a uno mismo en comunión con el todo.
Resumiendo uno es de caracter introvertido y el otro extrovertido. Creo que en tal sentido es más asimilable la religión a la poesía, aunque diametralmente opuestas en sus alcances y vastitud, la poesía no tiene límites y se alimenta de todo lo existente, la religión no se de que se alimenta, a veces creo que de los seres humanos, como una especie de antropófaga con idulgencia perpetua.
Perdona la lata, querido amigo Jose Antonio, da para muchismo más, pero no es el caso.
La culpa es toda tuya, por lanzar esas frases, por ciertos magnificamente concebidas.
Un fuerte abrazo, compañero

José Antonio Fernández dijo...

De la Wikipedia:
La retórica es la disciplina transversal a distintos campos de conocimiento (ciencia de la literatura, ciencia política, publicidad, periodismo, etc.) que se ocupa de estudiar y de sistematizar procedimientos y técnicas de utilización del lenguaje puestos al servicio de una finalidad persuasiva o estética del mismo, añadida a su finalidad comunicativa.

Y subrayo eso de técnica de utilización...

Cita dijo...

los poemas se alimentan absolutamente de todo.

Besos

CIta

Sur dijo...

Te estás haciendo una desintoxicación de dios?

Saludos

AnaR dijo...

Yo creo que la poesía ha de ir y transmitir mas allá de la retórica.De la fe no digo nada.No creo en ella.

Un abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Algo de litúrgico tienen ambos: la fe y los poemas.
Observo que sigues con estos pildorazos profundos que incitan a la reflexión.
Me gustan.

Pedro F. Báez dijo...

La fe se alimenta de las claridades y las sombras en el mundo interior de cada cual, como los poemas. Sin claroscuros, deja de existir la fe. Sin claroscuros, se derrumba el andamiaje del poema. Discrepamos y estamos de acuerdo al unísono. Adoro la singularidad de las paradojas. Me haces pensar. Eres un genio en ese sentido y en muchos otros. Me seduce tu mente.