domingo, 9 de enero de 2011

JARDÍN DE INVERNADERO


                                                       Jan Saudek


Como una rosa de baranda,
con el rizo de terciopelo
cayendo con orgullo por la frente.
Las lentejuelas del vestido
cosidas con punzadas de brillantes,
soltando esporas como copos.
El abanico rosa de mujer
cañón con el que esconde a medias
la parte baja del escote,
dejando ver la pluma fucsia
que sobresale del pezón derecho,
donde suele colgar a sus amantes.

No queda parte de su cuerpo
que no le tape el pecho enorme, hinchado,
por la falta de savia que relaje,
orgulloso de estar sin cobardía,
de poder enseñar su indiscreción,
forzado a presentarse como parte
de una caricatura bien llevada.

Ella, contenta de tener su vida
marcada con tatuajes,
presumiendo del nido de gorriones,
desgarrado, orgullosa de aguantar
la aguja del tacón en equilibrio,
deseosa de soplar la pluma
de su figura artificial de moña,
su silueta
tan perfecta de eunuco
suspirando continuamente,
vencedora de ocultas desviaciones,
femenina a rabiar,
tan impecable, tan rotunda
que hasta su voz parece renovada.

Demasiada mujer
si no fuera por el intruso
en la entrepierna, el bulto
que da coherencia
a esa voz que le viene, le delata,
que no es la suya, que no asume,
que le impide forzar la diferencia.

Demasiada mujer y demasiado secreto.

17 comentarios:

Maria del Sur dijo...

Sí, a mi me daba la imagen de un ser un tanto poco natural...pero no tanto.
Pero igual, sí, me quedo con eso del poder de enseñar su indiscreción.Es así, siempre van como muy seductoras y me imagino que se preguntarán porque las mujeres naturales se tapan...que si ellos fueran naturales...más se mostrarian por todo lo alto y con orgullo.

En fin, sobre gustos...colores!

Dama Negra dijo...

Delicado..suave y rotundo son tus versos,ya diría excelente!! sublime! has conjugado sin reparos la parte mas secreta de "esa mujer" en cuerpo de hombre,o "ese hombre" en cuerpo de mujer,hay moñas ..mariconas..transexuales y travestidos..gran diferencia entre ellos..
pero en tu poema interpreto a una persona que sufre la condición que le fue impuesta sin poder ser ella.
me ha encantado tu poema..precioso!! te dejo mis petons muassss

Pedro F. Báez dijo...

Ah, los travestis, los transformistas, los "drag queens" y ese arte milenario de gustar, de jugar a ser mujeres; a ser diosas de carne, hueso y fantasía... Algunos incluso más hermosos (¿hermosas?) que ellas mismas... Pero siempre "el micrófono", el audio central que desentona de la imagen... ¿O es tal vez batuta para dirigir la orquesta...? Excelente, José Antonio. Ya te echaba de menos. Demasiado tiempo sin ti. Abrazos y feliz 2011. Lo mejor para ti.

Elvira Daudet dijo...

Querido José Antonio:

Excelente e irónico poema, que me descubre, en su puntillista descripción, a un inesperado fetichista -también lo era tu maestro de humor negro Azcona-.

Muy fino en ironía, también, el comentario de Pedro. Da gusto leer a personas que derrochan talento.

Un fuerte abrazo.
Elvira.

Cecilia dijo...

Creo que has expresado el drama de un secreto que no puede o no quiere permanecer en secreto, de manera impecable.
Excelente !
Un abrazo,
Cecilia

Gustavo Pertierra dijo...

Un mágnifico retrato de actualidad, enmarcado gracias al talentoso vuelo de tu pluma.
Un fuerte abrazo, compañero.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Estupendo retrato, José Antonio, en estos versos que describen el eterno femenino cumplido a rajatabla por alguien quizás más femenino que cualquier mujer.
Es cuestión de alma y se adoptan los signos externos con precisión y auténtica necesidad de ellos, como quien coge un paragüas para resguardarse de la lluvia.
Me ha agradado mucho la ternura que hilvana tus versos.
Un fuerte abrazo.

Aniki dijo...

La foto no tiene desperdicio, es toda ella una metáfora. Me ha gustado la manera en que abordas un tema que por lo general produce gran rechazo por parte de la sociedad. Transexuales, travestidos, etc., no sé, que cada uno haga lo que quiera con su cuerpo, pero, en mi opinión, no deja de ser algo "antinatural".

Besosss.

luis dijo...

José Antonio, sabes cómo mostrar lo innombrable con verbo fluido y majestuoso.
Esa duda interna, ese ser sin poder alcanzar la esencia de lo deseado. Realmente un texto para el tiempo lento, para pasear por entre sus letras sin querer llegar a nada, solo permitiendo que la humedad de las palabras le alcance a uno.
Saludos y feliz año.

José María Piñeiro dijo...

Eróticos estamos - o hipermetafísicos, como dijo no sé qué poeta - . ¿Son tuyas las fotos?

Airun dijo...

Vaya, la imagen me recordó a Gabi Shaves Herself de Jan Saudek. Muy buena :)

Clara Schoenborn dijo...

Todos llevamos alguna máscara impuesta, algún secreto innombrable. ¿O nó? Un abrazo amigo. Como siempre excelente desfile de imágenes.

aina dijo...

Luego te leo y puede que hasta vuelva a escribir, deja que me quite esa imagen de la cabeza. Esa foto impresiona, ya se podría afeitar otra cosa.

Princesa115 dijo...

Preciosas letras para describir algo actual, algo vivo en nuestros días pero que la sociedad sigue sin reconocer.
Quizás esa mujer sea más mujer que muchas de ellas.

Un beso

TORO SALVAJE dijo...

Jo, que bueno.
Una radiografía de luxe.

Saludos.

May dijo...

Vello que espolea rabiosamente descubierto, sobrevuelan al filo de una mueca que apenas se sostiene firme.
Precisan las pieles vestirse de pieles, de talles ajustados, a medida.
Jocosas las envidias se sirven de burla, en celo se apresuran a desnudar sus almas lascivas y más oscuras si cabe.
La envidia, la ignorancia, el desconocimiento de lo “no casual•”, de lo abrupto a las miradas hambrientas y perjudiciales.
No me sabes más mujer ni más hombre, te miro y observo tus pies, flojeas y te acongojas, te ofrezco un lienzo en blanco, pintado por tu sonrisa erótica y etérea.
Eres mi musa, mi rejuela, la mujer del bocado rojo, apasionado.
Se tiñen de negro tus tacones y caes, pero nuevamente se alza tu rostro, de carmín pintado. Sin más necesidad de etiquetar, trepas a mis piernas, te sujeto… y todo lo abstracto se torna hermoso, reaccionario.

José Antonio Fernández dijo...

Gracias, amigas y amigos.
¡Buen fin de semana!!