domingo, 15 de agosto de 2010

FOTOGRAMAS DE UN SUICIDA


5-SUERTE MAESTRO
Para José María Piñeiro
Cuando se vio en la plaza con el traje de luces, entendió que no siempre un padre tiene razón.
Él quería ser veterinario pero su progenitor, banderillero de profesión y matador de toros de devoción, eligió por él.
Después de saludar desde el centro de la plaza, montera en mano, con un perfecto movimiento circular, le dedicó la faena a su ascendiente al cual se le escapó el tic de una sonrisa satisfecha. Llegado el momento de la suerte de la espada la empuñó fuertemente y con un único golpe seco la clavó hasta la empuñadura entrando a la altura del medallón de San Pedro Regalado. Fue lo que se dice en los ambientes taurinos, una faena limpia.
El artista no tuvo ocasión de saber que su salida de la plaza fue recibida con un gran abucheo por parte de los puristas al no entender esta nueva versión de la fiesta. Su ortodoxia les impide aceptar que lo realmente difícil de conseguir es un auténtico torero bravo.

6-¿MÁS VALE TARDE QUE NUNCA?
Cuando supe la verdad ya era tarde. La ventana estaba abierta y yo cayendo.

7-NO SÉ SI SÍ O SI NO
Nunca le vi con corbata. Le molestaba la presión del nudo, decía.

Cuando le aflojé la soga del cuello, vi que el nudo estaba perfectamente realizado. Eso me hizo entender la integridad de sus incoherencias.

8-EVIDENCIA
El acto del suicidio es innecesario por reiterativo.
No hay que ejecutarlo para saberse muerto.

O tal vez esa sea su fuerza. El tener la necesidad de reforzar esa supuesta evidencia.

23 comentarios:

carlos de la parra dijo...

La más de las veces el suicida es un apresurado que no comprende que a pesar de su dolor todo cambiará,excepto en casos de eutanasia para alguna enfermedad incurable y terminal,posiblemente tenga sentido.
De otra forma no están considerando que la muerte puede ser de extrema permanencia o eternidad,francamente una apuesta extrema a sus creencias de un más allá optimizado. No están incluyendo en los cálculos de la ecuación que de haber un más allá pudiera ser para empeorar.

Paloma Corrales dijo...

Como siempre muy buenos con esos guiños paradójicos e ingeniosos. El último para pensar cómo se llega a dejar de ser, incluso antes de morir.

Abrazo grande.

Pedro F. Báez dijo...

Eres Maestro en estas artes, José Antonio. Nadie como tú para resumir y darnos el tiro de gracia con férrea puntería e insoslayable, contundente impacto. Todos excelentes, pero "Suerte Maestro" es de lujo. Dalí podría haberlo pintado, leyendo esta joyita de tu cerebro. Un fuerte y querido abrazo.

Mayte dijo...

Hay muertes que caminan descalzas por la orilla de la playa, y te adentran a lo mas profundo de su deseo, de atrapar entre sus brazos a las almas que ya no saben sonreír ni sentir.
Austeros viajantes de la tierra, sin visión clara ni perceptiva de la realidad, de vivir; sus consecuencias...el dolor no siempre fortalece, hay quien afligido, toma en sus manos el filo de una oportunidad, el sello que quedará plasmado en su pecho, dejando al aliento embarcarse en un nuevo destino. Quizás mas oscuridad, tal vez un purgatorio reinventado.
Hay quien toma las manecillas de su reloj y las emerge en agua helada, por si el tiempo pudiera detenerse, frío, inerte.
Salvarguando un resquicio de nímia oportunidad, una esperanza que no siempre llega.
Un abrazo José Antonio.

aniki dijo...

No sé qué decir, José Antonio. Nunca he pensado en el suicidio, pero sí he oído decir que muchos varones de entre 15 y 17 años tienen pensamientos suicidas. El paso de la niñez a la madurez provoca un trastorno emocional importante en los hombres. La sociedad siempre ha sido más exigente con éstos que con las mujeres cuando se trata de fortaleza y responsabilidad.

Besosss.

Jose Zúñiga dijo...

No sabría decir cuál es mejor, todos estos suicidas me parecen de genio y figura.
Lo malo del suicidio es que suele ser incómodo. Y a veces falla.

cleopatra dijo...

Todo lo que nos indique que vale terminar en un momento, con la vida o con la muerte de otro, suele ser negado por los demás.

Nada duele más que la indefinición en los gestos, en la palabra y en las acciones.

Muy pero muy bueno lo tuyo!!!

Te beso y te sigo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Estupendos microrrelatos, José Antonio.
El del suicida con corbata me gustó especialmente.
También el del banderillero, por la sonrisa que me ha generado su final.
Bueno, todos, todos son buenos.
Un abrazo.

José María Piñeiro dijo...

O sea, que lo mejor es no tocar toro alguno, ya que ni por un lado ni por el otro vamos a satisfacer a nadie. Bueno. Lo meditaremos.Gracias, de verdad, por la dedicatoria.

Clara Schoenborn dijo...

De una o de otra forma, sigue sin gustarme la fiesta brava, menos cuando el muerto se suicidó tan ostentosamente. Todos los escritos están excelentes. Un abrazo amigo.

Jesus Esnaola dijo...

Estupendos micros José Antonio. El del torero me encanta, el pobre encima de hacerlo por dar gusto, y me encanta el de la corbata, fina ironía, genio y figura.
Te debía más de uno y dos comentarios, que no visitas.

Un abrazo

Princesa.triste.115 dijo...

Tema interesante el suicidio.
Y tú, Antonio, lo has bordado con esos supuestos.
Nunca pensé en suicidarme, creo que la vida es bastante bonita como para eso y si algo va mal, hay que encaramarse a lo más alto, respirar y seguir caminando.

Besos

azul dijo...

Siempre un lujo volver aquí. Me han gustado todos, pero, sobre todo, el primero. Un abrazo.

SUSANA BENET dijo...

Hola. Ya sabes que me gusta crear con pocos elementos, por eso, al leer tus textos, veo que tu concisión es magnífica.
Besos,

TORO SALVAJE dijo...

A mí también me han gustado todos y especialmente el primero.
Es muy bueno.

Saludos.

gonzalo dijo...

hay toros que usan mis corbatas.

María dijo...

Estupendo. Un frio helado me atraviesa la espalda.

JUAN JES dijo...

Los 4 puntos son convergentes: el matador incomprendido; la certeza de que siempre es demasiado pronto y tarde; el corbatín que asfixia al matador en un pase de trinchera ajustado; y la muerte involuntaria encontrada en el oficio voluntario, cualquiera que éste sea.

Un abrazo

PÁJARO DE CHINA dijo...

Tus espadas, tus ventanas, tus nudos, tus evidencias duplicadas ... con qué poquito hacés tanto, con qué balas supuestamente modestamente disparás acertando y la pólvora nos llena de preguntas. Gracias por ser compañero de ruta, formidable y altísimo.

Mundo Manifiesto dijo...

No sé si si o si no: No se si soy ser o no ser. O si soy las dos cosas mientra voy siendo.Creo en eso.

Me gustan muchooo estos microrelatos.
Vuelvo pronto!

Abrazo-Te! desde mi mundo manifiesto(un mundo sin poesía) y de paso, si teinteresa, teinvito a mi mundo de poesía catártica, más que poesía, son vómitos de Nada: http://lapupilaencualquierparte.blogspot.com

Ari

José Antonio Fernández dijo...

Gracias a tod@s por estar ahí. Lo agradezco de veras y anima mucho.
Un abrazo.

José Antonio Fernández dijo...

Se me olvidaba. No tiene nada que ver con la entrada pero da igual. He escuchado como tropecientas veces este C.D. y como lo estoy escuchando ahora mismo a toda pastilla y estoy bajo los efectos de su música, pues lo dejo escrito:
Patti Smith - Horses [1975]

Laura Gómez Recas dijo...

Estimulante.
El que más me ha impactado es "Evidencia". Es una reflexión en la que no había reparado.

Besos