lunes, 10 de mayo de 2010

ONDAS


El fotomontaje pertenece a JUAN BAUTISTA MORÁN
Su enlace: http://juanbamoran.mifotoblog.com/index.php



Cuando la luna viene atareada
con los deberes hechos en apuntes
y tantas vueltas dadas sobre el eje,
algunos hombres miran a ese dedo
que señala el derribo de un relámpago
ya apagado en su brasa,
perdido en la matriz de su envoltura.

Cuando en el charco nace una silueta
abstracta en su aposento, como el talco
que maquilla los surcos y el trasluz
taponando el mercurio que rezuma,
algunos hombres, yo no,
buscan el liquen derribado
que apacigüe la huella que perdieron
en la onda de una voz que reverbera
en su veta, en el linde de su nudo.

¡Tanto camino despedido,
sin mapa, ni retorno,
tanto bosque de finos alfileres
y tanta luz
atosigada en su racimo,
en el principio de su sístole,
tantas esquinas con carcoma
cansadas de su Valium macerado,
de su fermentación,
esperando la caída de su escarcha!

¿Para qué una cesárea repetida,
dar luz a lo que dentro pide sombra,
reabrir la cicatriz de la crisálida,
no entender el porqué de los secretos,
para qué, si la sal ya se hizo sólida?

20 comentarios:

azul dijo...

Para que siga la luz, para seguir viviendo, para estallar, para VIVIR, con mayúsculas, para seguir creyendo y sonriendo...

Alicia María Abatilli dijo...

El secreto está al nacer de la pregunta y tiene una razón de ser.
Abrazos.
Alicia

Pedro F. Báez dijo...

Sobrecogido y arrobado al mismo tiempo, ante la densa complejidad y carga (¿descarga?) cerebral de este poema magnífico. Me viene a la mente la arquitectura semicircular (incluso, circular) de un antiguo teatro griego o romano, o del Coliseo mismo. Tus metáforas, escalonadas y bullentes, son indistintamente gradas y público. Al centro, en la escena o el ruedo, la vida en su rol protagónico y trinitario de actor, gladiador y fiera, desarrollando sus actos de tediosa inutilidad y terca duda. Tengo que regresar a releer con más detenimiento porque sé que hay más, mucho más. Un placer inmenso leer poseía que además de corazón y belleza, tiene abundancia de seso. Un fuerte abrazo

Paloma Corrales dijo...

Giramos en elipses intentando comprender, indagar, descubrir... sin darnos cuenta que somos parte del misterio.

Tus versos me arrastran, me acogen y me sorprenden. Un poema genial.

Un beso.

Clara Schoenborn dijo...

Ah carambas.Es un poema maravillosamente fatalista. Me encantaron las imágenes, te quedaron pulidas y finas, aunque me entristecieron mucho. ¡Luz! ¡Más luz!

AnaR dijo...

Siempre he pensado que en la abstración de vivir, lo acertado no es buscar respuestas.Sino saber hacerse preguntas...

Maestria pura.Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Esa estrofa-pregunta final es realmente notable. Digno broche a un poema que no tiene despercio, cómo fluyen, con qué desparpajo, los endecasílabos!

Laura Gómez Recas dijo...

Qué habilidad extraña tiene un poeta para describir de la manera que lo haces el sendero de la luna, el ocaso del relámpago o la imagen de un simple charco??
Es casi mágico lo que has hecho en esas dos primeras estrofas con el lenguaje. Lo leo y lo leo y no me canso de leerlo.

Abrazos,
Laura

Ana Villalobos Carballo dijo...

Como dice Laura, las dos primeras estrofas son realmente mágicas y la última un broche final perfecto para el poema, y lo cierto es que con ese "y para qué... me has dado en la llaga.

Un placer leerte, tendré que pasear más a menudo por aquí.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

TORO SALVAJE dijo...

Me gusta todo el poema.
Especialmente la tercera estrofa.
Genial.

Saludos.

Bel M. dijo...

Magnífico poema, sí, para leer y releer. De momento no tengo palabras, sólo sé que me ha atrapado (y magníficas las imágenes de Juan con que lo ilustras).
Un abrazo.

Carlos Granados dijo...

hola, me agrego a tus seguidores, saludos. me gu´stó mucho tu poesía.

RICARDO MIÑANA dijo...

Seran las ansias de vivir, muy bonito
el poema, un placer leerte.
feliz semana.

Juan Bautista Morán dijo...

Estimado José Antonio, como siempre tu poesía tiene algo que impresiona. El final sobrecoge, ese para qué...

Un abrazo

RECOMENZAR dijo...

Me interesa como pones las letras juntas ..formando un texto.. saludos desde el otro lado de La Luna

Suntphoto dijo...

Un dia, en tanta introspección dejas la impresión de una Supernova (Estrella cuya luminosidad experimenta súbitamente una enorme elevación para después debilitarse gradualmente) y así se queda durante un rato como una cicatriz como cada poema, como cuando te pega un Flash en la cara. Esa sensación.

Alma Mateos Taborda dijo...

Excelente poema con una mueca de fatalismo. Genial creación! Aplaudo de pie tanto talento! Felicitaciones! Un abrazo.

José Antonio Fernández dijo...

Gracias por estar ahí. Es muy gratificante saber de vosotros.
Un abrazo.

gonzalo dijo...

viene la sal a formar pequeñas estatuas y definiciones.

Ana Muela Sopeña dijo...

Fantástico poema, José Antonio. Reflexiones al borde del abismo con un lenguaje muy bien labrado.

Me encantó
Te dejo un abrazo
y mi enhorabuena
Ana