lunes, 17 de mayo de 2010

AHORA RECUERDO…




-Prisionero de su esfera, así le veo.
-¿Y se puede luchar contra eso?
-No, pues destino sólo hay uno y ya está escrito.
Y ahora me viene a la memoria esa conversación tan inverosímil que tuve con la pitonisa, ¡no podía haberla recordado antes, no! Dichosa anilla, no hay forma de que el maldito paracaídas se abra, me está desesperando saber con antelación lo que ya tengo escrito; nada, que no hay manera, mi única esperanza es que me haya dejado alguna frase por leer y que esta historia no acabe con un simple pasar página.

26 comentarios:

Pedro F. Báez dijo...

La frase que olvidaste leer en aquel momento, José Antonio, es CONTINUARÁ... Puedes ahora pasar la página y estar seguro de que caerás sobre las copas de los árboles a orillas de un río pausado y undoso de una isla tropical mientras los nativos, desnudos y asombrados de ese regalo envuelto en telajes que les ha caído del cielo, vienen de todas partes de la aldea cercana, rodeándote y mostrando interés casi infantil al tocarte y asistirte a la vez... Termina tú el relato ahora... Abrazos.

Paloma Corrales dijo...

Muy bueno, tragicómico diría yo.

Besazo.

José Antonio Fernández dijo...

Pedro, el comentario tuyo es más largo que el microrelato, je,je. Gracias.
Gracias, Paloma. Tienes razón, la escena es cómica y el final que se intuye será trágico.
No es un buen micro, en fin, salió así y así se queda.
Un abrazo.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Y nos quedamos sin saber si se había quedado o no algo sin leer..., ¡nos queda la esperanza!, pero... ¡mira que si noooo!
Me gustan los relatos cortitos, son como un pellizco cuando uno se ha quedado embobado.

Randle dijo...

soy prisionero de mi real fuera del espejo

Pedro F. Báez dijo...

Pues fíjate que discrepo contigo, José Antonio. Es un buen micro-relato, precisamente por lo tragicómico que acertadamente señala Paloma, pero más aún, por la "válvula de escape" que al final creas tú sugiriendo que podría haber finales (en plural, he aquí lo ingenioso) alternativos si hubieses leído o recordado algo "diferente" de lo predicho (o previsto) en la bola de cristal. Vamos, hombre, acepta que eres perfeccionista (para beneficio tuyo y nuestro) pero que este mini-cuento (sobre todo el final y más que nada, por ello) tiene una gran dosis de ingenio (vuelvo a escribir más que la entrada original —jejejeje—). Abrazo de nuevo.

Clara Schoenborn dijo...

José Antonio: Ojalá las pitonisas acertaran siempre, el problema es que nunca lo hacen. Así que seguirás por siempre cayendo y cayendo, y sin saber jamás si la perilla funcionará o no.

Isabel González dijo...

Ai, éso de conocer tu destino con antelación..., no está mal Josë Antonio.

Un abrazo

aniki dijo...

Si es cierto que todo está escrito, ¿qué hago escribiéndote?. Anda, cámbiale el final a esa historia que quiero seguir leyéndote.

Besosssss.

Jose Zúñiga dijo...

¿No es un buen micro? Es muy bueno. Y no me extiedo, no me vayas a reñir, jeje.
Abrazo

Laura Gómez Recas dijo...

¿Cómo lo has hecho? He dado tres giros leyendo en tan corto espacio.
El oráculo, el vértigo y la maldición.
Y todo para dejarme en vilo, suspendida en el aire, sin saber si caigo, o sueño, o leo, o si debo pasar página.

¡Sorprendida Laura!
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

La pitonisa debería haber sido más precisa.
Que lástima.

Saludos.

azul dijo...

La cara de la pitonisa es espléndida, haya acertado o no..., cosa que no sabemos. Abrazo azul.

LIZZY e BIMBA dijo...

pero la caligrafía es tuya, José, y es lo que importa. por dios (siempre en minúscula), qué remanso y qué potencia tus poemas. "ese girar la coma sin que se derrame el punto", "el filo en el sílex, el poro/el marfil en el diente" y tu soberano "traje de frambuesas" (cito de memoria) ... agradezco haberte descubierto mientras amanece en Buenos Aires. para seguirte tuve que multiplicarme en dos y media ... besos australes.

PÁJARO DE CHINA dijo...

pero la caligrafía es tuya, José, y es lo que importa. por dios (siempre en minúscula), qué remanso y qué potencia tus poemas. "ese girar la coma sin que se derrame el punto", "el filo en el sílex, el poro/el marfil en el diente" y tu soberano "traje de frambuesas" (cito de memoria) ... agradezco haberte descubierto mientras amanece en Buenos Aires. para seguirte tuve que multiplicarme en dos y media ... besos australes.

Suntphoto dijo...

Tal vez lo que le dijo no es que moriría por culpa de una anilla, tal vez le dijo que no llegaría a casarse, o que sería deborado por caimanes hambrientos mientras se ve caer sobre una ciénaga en el sur de Austràlia. ... como podemos saber al 100% lo que piensa otra persona ?

Luis dijo...

Tremenda realidad la del destino escrito pero, siempre cabe la posibilidad de la esperanza.
Un saludo

Andres Rueda dijo...

Gracias Jose Antonio es un placer, ahhh yo vivi muchos años eb Cerdanyola, alli empece a pintar
Andres

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Siempre te quedará una frase, doy fe!!

Mil abrazos
Marian

Perfecto dijo...

Recien llegado a tu espacio me encuentro con este microrrelato encantador y tendente al buen humor. Pero tambien encuentro buena poesia. Enlazo, pues,contigo. Nos vemos.

Un abrazo.

Geles Calderón dijo...

diox, qué desesperación, José Antonio!
;)
Buen microrrelato! Me gusta tu estilo.
Saludos.

Isabel Martínez dijo...

Bueno e impactante.
Un abrazo.

José Antonio Fernández dijo...

Gracias por vuestro paso. Dejaremos que siga cayendo el pobre personaje. Tampoco es mal momento, ese de notar cómo el cuerpo cae. Yo de pequeño soñaba que volaba y realmente era un sueño divertidísimo.
Un abrazo.

L.N.J. dijo...

Divertido y original relato. Yo tengo una bola como esa, pero sólo la utilizo para limpiarle el polvo, y es preciosa.

Saludos.

José Ignacio dijo...

Me ha quedado la sensación que sobran palabras e ideas que no hace galta expresar.
"Me viene a la memoria la inverosímil conversación con la pitonisa. No hay forma de que el maldito paracaídas se abra. Me desespera saber con antelación lo que tengo escrito.
¿Deje algo por leer para que esta historia no acabe con un simple pasar página?".
No quiero que malinterpretes mi comentario. Sabes mejor que yo que un micro sintetiza, exprime hasta conseguir solo el jugo. Lo que sugiero es solo una idea que no tienes porque aceptar. Un saludo

José Antonio Fernández dijo...

Gracias, José Ignacio, te doy toda la razón. El tema está en que debía de hacer un micro que comenzara con la frase inicial. La verdad es que se nota forzado, no supe darle verosimilitud y como dice al final, habrá que pasar página.
Gracias de nuevo.