sábado, 3 de abril de 2010

ARPEGIOS DE UNA VIDA MAL LLEVADA

Este poema ha sido escrito conjuntamente con una gran poetisa, Clara Schoenborn. Quien desee saber qué parte del poema ha escrito cada cual, la solución la encontrará en su Blog:
http://www.loqueledijealpapel.blogspot.com/



Fotografía de John Gladdy:
http://www.flickr.com/photos/john_adam-aka47/3381554895/in/photostream/



Vaga se siente
esa mirada en laberinto,
cansada de decir no quiero,
no soy,
no tengo ya pestañas donde hilar los secretos,
donde extraer la savia;
no entiendo
como dejé colgado el delantal
de esa vida de tres sabores,
como dejé perder la horquilla
que tan bien aguantaba mis delirios,
como dejé caer la gasa
que espaciaba el camino a las ojeras.

Se retuercen sus rodillas
sobre el ácido que mata,
duele esa red de pupilas,
esferas ciegas que ignoran
el antiguo azul de su espejo,
-sus mañanas de inocencia-.
Tantas grietas en los corredores
oxidaron las anclas,
los remolinos en reversa
licuaron todo el metal.
Tomará el hedor de ese veneno
para ahondar su caverna,
ahí moldeará el abismo
con ese cadalso y sus culpas.

Y agotada la lágrima,
retenida en la brida de su párpado
busca la suave inclinación del poema,
el pulso de su sístole, su fin.
Bien sabe que la miel impura
enseña las rutas fallidas,
que todo vuelo deja su luz,
también en los aires huecos.

13 comentarios:

Pedro F. Báez dijo...

Conozco de la calidad de Clara y soy testigo de su propia calidad (la tuya). Prefiero no disipar el misterio por el momento. Es una fusión integral y mágica. El poema se arraiga, crece, se ramifica, se eleva, fluye, se volatiliza y se esparce como nube de agridulces quejas , certeras reflexiones y sutiles musicalidades. Logro total de una colaboración entre colosos del género. Mi abrazo y mi admiración para ambos.

Azul dijo...

La imagen fotográfica y el poema se alinean perfectamente. Y las imágenes poéticas y universos de ambos, poeta y poetisa, se conjugan a la perfección. Muy logrado. Me ha gustado.

Luis dijo...

Me encuentro con este poema después de haber pasado el día paseando en silencio por la sierra de Madrid. Estas son las letras primeras que me alcanzan nada más llegar a casa.¡¡Dios, cuanta nostalgia en este poema!! No he investigado nada de nada, no quiero saber quien escribió que parte del poema. Solo me he dejado impresionar por su lectura pausada, silenciosa, y así es como de pronto, después de varias lecturas, algo se ha iluminado en mi interior y me he sentido en paz. Gracias por compartir. Un saludo.
PD: Dejo este mismo comentario en el blog "Lo que le dije al papel" y desde este momento me apunto como seguidor.

Luis dijo...

Me encuentro con este poema después de haber pasado el día paseando en silencio por la sierra de Madrid. Estas son las letras primeras que me alcanzan nada más llegar a casa.¡¡Dios, cuanta nostalgia en este poema!! No he investigado nada de nada, no quiero saber quien escribió que parte del poema. Solo me he dejado impresionar por su lectura pausada, silenciosa, y así es como de pronto, después de varias lecturas, algo se ha iluminado en mi interior y me he sentido en paz. Gracias por compartir. Un saludo.

TORO SALVAJE dijo...

El resultado es magnífico.
Felicidades a los dos.

Saludos.

Clara Schoenborn dijo...

Por lo que me toca, te agradezco José Antonio, y a quienes tan generosamente opinan bien del resultado, va un abrazo con todo afecto.Escogiste muy bien la fotografía porque es muy inspiradora. ¡Te deseo felices Pascuas!

Laura Gómez Recas dijo...

Poema redondo, filosofía pura. Escrito a dos. Mucho mejor. Un juego de arte y de pronfundidades que enriquece nuestras pupilas.

Tomar conciencia de lo perdido, de lo presente y de cómo se reconduce la vida a través del verso. La última estrofa me parece exquisita. Poesía. Naturalmente viva.

Un abrazo, a los dos.
Laura

Suntphoto dijo...

Buena mezcla. Pestañas y párpados delatan tus aportaciones, y se mezcla muy bien con la imagen Clara.

Gustavo Pertierra dijo...

Ah ! que maravilla de poema, prefiero no saber quien ecribió una cosa y quien la otra, porque así como está es un todo homogeneo y encantador.
Felicitaciones a ambos y a ti Jose, querido amigo, mi permenente recuerdo y afecto

salvadorpliego dijo...

Excelso!!! Sin saber quién escribió qué verso, se los aplaudo a los dos.

Un fuerte abrazo.

José Antonio Fernández dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios y en especial a Clara por haber sabido dirigir y dar forma a este poema.
Un abrazo.

Francisco Lechuga Mejia Due® dijo...

sencillamente de aplauosos, excelentes ambos...

un abarzo fuerte

Elena Conchello dijo...

Muy buen trabajo conjunto, me ha gustado mucho, sin curiosidades sobre qué parte hizo cada cuál, ha sido un trabajo con muy buen resultado poético, Un abrazo.