miércoles, 3 de febrero de 2010

DUDAS EN EL CÍRCULO



Cuando el viajero llega ya, sin notas, ni almanaques,
el ansia que aparece queda rota,
como una incógnita, un desvanecerse, un sinsentido.
Cuando el viajero sale de su costra,
en busca de la luz de la intemperie
y su efímera cueva queda ya lejana,
sutil destello de un pasado,
espacio ya perdido en laberintos,
entonces las ideas se le esparcen
y esas dudas que emergen de la frente
y brillan como gotas de cianuro,
esas dudas
que pesan como el polen de una mosca,
que llenan la maleta de obviedades,
esas dudas
en borbotones cuelgan de la arruga
y hacen que se pregunte si su Dios es infinito
o es la imagen, el poso de un reflejo equivocado,
la huella de una sombra mal vendida.
¿O es que este viaje en busca de ese Dios que no aparece,
arremangadas ya las arcas,
ofrecido el carnero degollado
y ensalivados los mandatos,
es la huida, el sentir de un peregrino en su silencio?
Cuando el viajero encuentra el horizonte
se gira y ve que ya no están ni el barro
ni la secada fuente que destila sus esporas.
Entonces, libre, ya decide
seguir el filo de un interrogante no asumido,
retornar el camino, el círculo
que deviene, que cierra su deriva.

9 comentarios:

Esencia dijo...

Ese ansia...esa ilusión estoy convencida que se regenera... no voy permitirme creer que muere por siempre... pues yo sigo creyendo en que " el por siempre" existe... con lo cual... el viaje ha de continuar...

Me ha encantado leerte.

Con cariño, esencia.

Due® dijo...

que bien poeta, excelente sin duda, MUCHAS FELICIDADES

Suntphoto dijo...

Me encantan las imagenes que salen de tus palabras.

TORO SALVAJE dijo...

Y volver al principio.
Sin fin.

Saludos.

Clara Schoenborn dijo...

Bueno, si al menos queda el círculo, algo queda, una cierta forma de trascender en ese ciclo de vida, pero quien sabe hasta cuando, pues tampoco ese ciclo tiene pasaporte de supervivencia. Me encantó tu poema José A.Un abrazo.

José Ignacio dijo...

Agradezco tu visita y comentario.
Observo al imbuirme en tu espacio que seguimos caminos paralelos.
Un viajero deja atrás sus orígenes iniciando así su búsqueda. Un texto bien trabajado.
Hasta pronto.

José Antonio dijo...

Gracias por vuestros comentarios, motivan para continuar.
Un abrazo a todos.

Luis dijo...

El hombre y su búsqueda de la trascendencia. El hombre y su viaje al infinito. Bien trazado ese camino que, inevitablemente, siempre comienza de nuevo. Un gran poema.

Jose Joel Rios dijo...

Metáforas intrínsecas y desafiantes.
Delicioso viaje.