jueves, 12 de noviembre de 2009

SUFRIMIENTOS DE UNA DAMA CUARENTONA



Y de la frente rezumaban cántaros de leche,
manaban hebras de jazmín y alfileres
por el estigma de los labios;
y una turquesa
enredada con seda verde de alga,
convertida en nenúfar valiosísimo para ella,
esperaba impaciente ese sueño
en el que el filo de sus manos alteran
su bien cuidado
jardincito de vorticelas.

6 comentarios:

Gustavo Pertierra dijo...

Felicitciones por el blog !!!, me agrada lo que voy viendo y espero seguir viendo más
Un abrazo estimado compañero y adelante con tu blog !

Mery dijo...

precioso poema, me ha gustado, un abrazo.

José Antonio dijo...

Gracias, Gus, por tu paso.Me alegra que te guste lo poco que has podido leer. Poco a poco iré poniendo alguna cosa aunque no serán sonetos que sé que es tu especialidad, pues soy consciente de lo nulo que soy para ese Arte y además correría el riesgo de que nuestro compa Segis lo lea y le haga una crítica de esas suyas que al final de soneto no queda nada, ja, ja, ja.
Un abrazo.

José Antonio dijo...

Gracias, Mery. Me alegra que te haya gustado.
Un abrazo hasta tu preciosa tierra.

Segis dijo...

Que sepas que lo he leído (Todo, comentarios incluso).

Y que sepas, que de las críticas demoledoras (¡Que vaya tela, con la que me estáis vistiendo todos!) de las que me mal afamas, se han desprendido elogios a tu creatividad metafórica que, en esencia, para un versolibrista, debiera ser lo más importante. Y de los que me ratifico.

Así que, recibe un abrazo y un aplauso por esa arquitectura metafórica (y no te me quejes tanto, ya),

Segis

José Antonio dijo...

Gracias, Segis, por tu algo elogioso comentario que entiendo el calvario que habrás pasado, viniendo el algo elogioso comentario de un versometrista puro.
Ah, tendré más cuidado con lo que escribo pues todo es susceptible de ser leido, incluso por quien no debe.
Un abrazo, compañero.