martes, 1 de diciembre de 2015

TRES POEMAS DE SUSANA BENET


LO OLVIDADO 

Cómo amo los lugares olvidados.
La calleja que ya nadie transita,
el íntimo cobijo de las cuevas,
el fondo rumoroso del barranco
donde el agua se estanca y los insectos
tejen islas brumosas en el aire.
Tenderme en el pretil de antiguos puentes,
revestidos de zarzas y hojarasca
y escuchar cómo zumban las abejas
en la calma fragante del romero.
Acercarme al misterio de las casas
donde no habitan más que los rosales.
deshojándose lentos en la tierra.
Internarme ligera en la espesura
de secretos parajes, donde el paso
ávido de los hombres no perturba
la paz de los guijarros, ni el festivo 
desfile del espliego por las sendas.
Y, atravesando el filo de la tarde,
emprender el camino de regreso
sintiendo que, de pronto, me acompaña
la vacua plenitud de lo olvidado. 



HUMO  
                                       A José Luis Parra, in memoriam

No estás aquí, tan solo queda
una delgada sombra
al lado de la mesa donde tú
antaño te sentabas.

Bajo esta escasa luz te vuelvo a ver:
la espalda contra el muro,
la mirada prendida
en el hilo invisible de unos versos
que, en solemne silencio,
envuelto por el largo
humo del cigarrillo,
absorto, deshilabas.



MADRE

Con qué tierno cuidado
protege a su bebé
del sol con la sombrilla
y arrulla en la toalla
el vulnerable cuerpo.

Después pliega la ropa
sacudiendo la arena
y se vuelve un instante
a contemplar el mar.

No puedo ver su rostro,
pero sé que posee
el rostro de las madres
pacientes, que se inclinan
como se inclina el árbol
al sostener sus frutos.

            de "Lo olvidado". Editorial Frailejón, 2015
     para saber más de la autora: http://susanabenet.blogspot.com.es/



4 comentarios:

JOSÉ LUIS MORANTE dijo...

La poesía de Susana Benet tiende a la esencial palabra del haiku, a ese humilde aspecto de lo mínimo, pero estos poemas quitan el corsé de lo previsible para acercar las palabras de una poeta meditativa, hecha de luz. Un abrazo desde Rivas.

José Antonio Fernández dijo...

Muchas gracias, José Luis. Susana Benet usa las palabras en su justa medida y eso tiene una dificultad importante pues siempre se tiende al exceso. Su poesía es un espejo donde me gusta reflejarme y poder aprender.

Un fuerte abrazo!

Martha Vargas dijo...

Es bella poesía.
Autores excelantes. MIS SALUDOS !

José Antonio Fernández dijo...

Muchas gracias, Martha. la poesía de Susana Benet es sencilla e intensa. Si tienes oportunidad, te aconsejo su lectura pues no te va a defraudar.

Un saludo.