martes, 29 de marzo de 2011

EL ARMARIO

A mi mujer no le gusta que le fastidie sus estrategias. Por eso, al abrir el armario y ver al abuelo, como dormido, entre mi ropa, no le dije nada. Tampoco le dije nada cuando fue la abuela la primera que apareció entre las perchas, y allí estuvo hasta que el abuelo fue a hacerle compañía. Yo, para no molestarla, me callo siempre, incluso cuando me crucé con el gato, y éste al verme dio un respingo y salió huyendo, despavorido, todo erizado, resoplando, como si se hubiera topado con una pobre alma en pena.

17 comentarios:

emmagunst dijo...

el gato, que ve mucho mejor que nosotros, te da la razón,...y sabe que no hay que fastidiar a una mujer en sus estrategias...MiAuuuu! :)

trapecista dijo...

qué prudente!

vera eikon dijo...

Imagínate decirle a tu mujer que su armario está lleno de muertos. Los únicos muertos que le gusta ronden por ahí son Versace, Channel, Balenciaga....

claudia dijo...

Yo también tengo varios espíritus por mi armario y no pasa nada. Claro que yo no lo comparto con nadie y nadie tiene porqué quejarse.

Maite dijo...

si es que la gente guarda muchos cadáveres en el armario, y uno al final, por vivir en la realidad, acaba convirtiéndose en fantasma. Abrazos!!

Cita dijo...

Me encantaria interrogar al gato... ese sabe latín
Beos
Cita

Princesa115 dijo...

Lo que no se guarde en el armario!!! Hasta reliquias...

Me gustó mucho

Un beso

José María Piñeiro dijo...

Yo tengo una calavera en un armario. Se la regaló un estudiante de medicina a un amigo y éste me la pasó a mí. Ahí está desde hace años. Es un engorro. No sé qué hacer con ella pues con el amigo que me la dejó para que la fotografiase he perdido el contacto.

TORO SALVAJE dijo...

Que mujer más dulce.
Una santa.

Saludos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Buen micro, José Antonio.
El narrador es un hombre modosito, apenas habla, pero... actúa.
Un abrazo.

Clara Schoenborn dijo...

Muy bueno José Antonio. Pudiste crear un ambiente surrealista donde no se sabe qué es real, qué es imaginario y qué es mágico. Me encantó. Un abrazo amigo.

María dijo...

Un armario donde todo puede caber, muy bueno, ¡sí, señor!

Saludos.

Micaela dijo...

Muy bueno el microrrelato, me encanta ese gato fisgón del armario... Un abrazo grande y feliz semana. Nos vemos este sábado.

Javier dijo...

Yo soy mas prosaico. Guardo solo mis amantes ... sin ropas.

José Antonio Fernández dijo...

Pero bueno, Javier, ahora mismo estaba escuchando tus "Paisajes Sonoros", casualidades de la vida.
Ya saliste del armario!!
Venga, nos vemos en Nevares.

Javier dijo...

Por ahora estoy asomando la nariz por la puerta entreabierta.
Te espero en el ultimo tren ...

José Antonio Fernández dijo...

Pues mientras te decides a salir podrías ponerte una fotito aunque sea esa del velo.
Ahora mismo voy a tus "Paisajes..."