sábado, 10 de abril de 2010

ESA MANO QUE ES LA MÍA


La fotografía pertenece a JUAN BAUTISTA MORÁN
Su enlace: http://juanbamoran.mifotoblog.com/index.php


Dibujar una mano es como
querer coger un grano más de arena
en un desierto ya barrido, es como
abrillantar un sol que está apagado,
como contar las letras que se han dicho,
simplemente imposible.
Pues cómo perfilar colores
que le den forma a un surco,
a un alambre desabrochado,
cómo pintar un barro, un cuenco, un campo
recogido, una grieta en la semilla,
cómo ablandar el lápiz
para dejar expuestas cicatrices,
hambre pero también abrazo, abrigo y espuela,
cómo buscar las sombras de la mano
si esa que se aparece vive en un reflejo,
si es la misma que aprieta la culata,
la misma que se alumbra con un cirio,
que esparce las semillas por la tierra,
la misma que almidona el cuello a la sotana
o recoge algodones para un niño,
es la misma
que embadurna la soga con aceites,
la que le importa el peso del anillo
o recicla una lágrima perdida,
la que en sus uñas se adormecen versos,
palabras desgastadas, fin, comienzos,
la que construye sueños o abre el grifo de la anemia,
es la misma,
la misma mano que yo tengo.

20 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Espléndido poema, amigo: en ritmo, en imágenes en intención. Y no es sencillo hablar de esa mano que es tuya.

Laura Gómez Recas dijo...

Tendría que respirar, casi se me olvida. Según iba leyendo, mi espalda se ha acomodado en el respaldo. Al terminar, he vuelto a comenzar la lectura. Esta vez como el que admira un cuadro lleno de mensajes ocultos.
Enumerar en un poema es un juego peligroso. Pero que, bien hecho, puede ser un pozo de profundo contenido.
Logrado.
Gracias por escribir así.

Laura

Cita dijo...

Siempre he creido en esa cita que dice "todo está en tu mano", porque lo que tú no alcances con decisión, nadie lo alcanzará...
Lo que me ha sorprendido es la vida que tu le has dado con este poema. Brillante

Besos

Cita

Suntphoto dijo...

Uuuuy las manos, con los usos que tienen, y lo dificil que és expresar toda una vida en un dibujo. ¿cuantas cosas habrán tocado?¿cuantros trabajos hechos? ¿cuantas cicatrices? ... te miras las manos y ves ... toda una vida.

José Ignacio dijo...

Continuo:
"boca abajo, sobre un papel y con la otra resigo con un lápiz.
Buen fin de semana.

Pedro F. Báez dijo...

Si en ocasiones anteriores haz sido conductor magistral y a la vez orquesta de una catedral poética de riquísimas y neobarrocas musicalidades, esta vez blandes el pincel para revelarnos la bella y frecuentemente ignorada complejidad y simbolismo de la mano (en este caso, tu mano) como instrumento, como metáfora en sí misma y como fiel e irrepetible ejecutora del cerebro y sus voluntades... Claroscuros, trazos brutales, pinceladas imperceptibles, yuxtaposición de perspectivas y esbozo de nítidas transparencias... Eres un creador asombrosamente proteico, estilísticamente redondo (por completo e integral) e intelectualmente estimulante. Abrazos y admiración para ti.

Mery Larrinua dijo...

Cuanto puede una mano! habla, oye, siente, transmite, hace, deshace, duele, acaricia...
bellisimas letras!
un abrazo

gonzalo dijo...

Había un hombre en una mano y un alma en un espejo.

Azul dijo...

Espléndido poema a la mano que tantas cosas hace y recicla. Las imágenes son muy nítidas, bellísimas por su propia sencillez y claridad, y el ritmo y las palabras se adecúan como anillo al dedo del lenguaje... de esas manos. Un abrazo

Julia dijo...

Que poema tan hermoso. Cuanta grandiosidad en tamaña sencillez. Precioso, de verdad. Gracias por conjugar las palabras de forma tan brillante.

Luis dijo...

Tu mano, como cualquier otra, en su esencia, en su totalidad, descrita como tú lo haces pasa a ser algo más que un mero instrumento acompañante para convertirse en el ejecutor de una voluntad que desde la mente ordena y da sentido o sin sentido a muchas acciones que ponemos en marcha a diario. Me parece un texto majestuoso por muchas cosas. Su ritmo, su sencillez aparente que con las siguientes lecturas se va descubriendo no tan sencillo y sobre todo por ese mar enorme de metáforas con el que lo inundas en toda su longitud.
Un saludo y enhorabuena.

Clara Schoenborn dijo...

Es la mano que guarda el tiempo en que fue intención. Creo que se podría escribir un libro más gordo que la biblia sobre este tema, pero lo que tú has escrito se lee muy bien. Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Por querer pintar una mano has trazado pinceladas y contrastes de una vida, y además lo has hecho con maestría y elegancia sin olvidar el ritmo, magnífico.

Besos.

colorprimario dijo...

Supongo que ya lo sabrá. Pero me apetece recalcar que, efectivamente, las manos son especialmente difíciles de dibujar. Las de los demás o las nuestras, que son como las de los demás. El potencial de una mano es infinito. Y su poema, enorme.


Un saludo desde Canarias.
D.

TORO SALVAJE dijo...

Por desgracia hay más manos malas que buenas.
Cada vez más.

Saludos.

Francisco Lechuga Mejia Due® dijo...

me encanta, y mas sabiendo el misterio que las manos esconden en sus puños y que solo el pintor tocado de luz reinventa en sus cuadros o el excelente poeta en sus letras....

excelente sin duda, un abrazo fuerte

aniki dijo...

La precisión de la mano humana es casi milagrosa. Hermoso poema.

Besos, José Antonio.

Estrella Altair dijo...

Parece una buena mano..

que no le falte nunca la capacidad de ser tendida... hacia el amor a la vida... mas allá de las lágrimas.

Un saludo

José Antonio Fernández dijo...

Gracias por pasar y dejar vuestras opiniones. Este poema, si tiene algún mérito se lo he de dar al autor del fotomontaje, Juan Bautista, del que he intentado sacar las conclusiones y definir las sensaciones que me genera su imagen y dejarlo escrito en un intento de poema.
Un saludo con afecto a tod@s.

Guacira Maciel dijo...

Fantástico poema! nunca havia pensado nas linhas da minha mão com tanta lucidez e ao mesmo tempo tanta poesia...
Voltarei aqui para ver mais beleza.
Abraço,
Guacira.