jueves, 25 de mayo de 2017

DOS POEMAS DE "TU SANGRE EN MIS VENAS"


ADIÓS A MI PADRE

Mi padre muerto iba delante
y detrás junio, de verdor ubérrimo,
y la geórgica lluvia venida de tan lejos.
Al paso de su sombra
los refrenados carruajes nos seguían.
Mi padre hablaba del camino,
de cafetales con piel de adormidera
que a un simple roce ya eran calles y torres.
Hablaba dormido,
con voz inubicable,
una voz rápida de cuando era muy joven
y yo no había nacido...
Atravesamos un bosque de apamates
que en lenta fila también iban marchando
no sé adónde.
Después sólo se oyeron las cigarras
estremecidas en un coro compacto.
Mi padre acaso creyó que las oía
pero ya entonces a bordo de un relámpago
su alma cruzaba remotas intemperies.

de Partitura de la cigarra, 1999
EUGENIO MONTEJO




RETUVE TUS CENIZAS EN UN PUÑO
COMO UN NIÑO QUE QUISIERA,
POR UN INSTANTE,
AFERRAR LA MANO
DE SU PADRE.
*
In memoriam C.I.G.
(1950-2009)
colofón de El niño de arena, 2009

CARLOS IGLESIAS DÍEZ

de "Tu sangre en mis venas" Poemas al padre. Edición de Enrique García-Máiquez, Renacimiento, 2017

lunes, 15 de mayo de 2017

UN POEMA Y UN LIBRO



TARDE MÁGICA


EN esta larga tarde calurosa,
sin nada que destaque o la defina,
me entretengo mirando
la línea que concreta el horizonte.
El excesivo sol de este verano
envuelve en una niebla protectora
la visión sofocante de la playa.
Entonces aparece la silueta
de una barca de vela declinándose.
La tarde asume así su vencimiento.
Cierro los ojos; todo es un murmullo,
como un continuo mantra inacabable,
como si el mar quisiera hipnotizarnos,
convencernos de la necesidad
de entrar en sus fronteras.
Y me dejo arrastrar, tras su llamada,
por la feroz corriente de las olas.
Pero antes de que el mar
me hechice con su fuerza seductora,
sabiendo que ya el sol se está apagando,
busco un papel, un lápiz,
y me propongo transformar en versos
lo que esta tarde fue, que no fue nada,
aburrida, trivial y, aun así,
distinta a las demás, llena de magia.

                          de "Días comunes" Libros al Albur, 2017

http://www.librosalalbur.com.es/2017/05/jose-antonio-fernandez-sanchez-dias.html

domingo, 7 de mayo de 2017

UN POEMA DE ANTONIO CABRERA




MÍMESIS
                           A Rafa Correcher

LA luz solar percute
sobre las copas de los árboles
con resplandor y mácula,
con el carbón que esfuma
la penúltima lumbre.

Está ocurriendo: llega hasta las hojas
que van a diluirla, y al diluirla
la dejan existir.

Soy testigo
de su fuego templado.

Se queda en mí
como una incrustación
y arde a la vez,
muy sobriamente.

Sé que la estoy falsificando
con tanta realidad.

                                 de "Corteza de abedul". Tusquets, 2016


miércoles, 3 de mayo de 2017

LOS BARRUECOS

                                              Foto de un servidor


LOS BARRUECOS    

FUE llegar entre rocas y al sol puesto.
El agreste paisaje respiraba.
Dentro de aquella atmósfera silente
encontraba erosión en cada arista.
Inmensas piedras fieles al camino
que así, diríase, era señalado,
marcaban el sentido de la marcha.

Resaltaba el granito entre el marrón.

En lo más alto un nido de cigüeñas.
La pareja, y el cuello de un polluelo
saliendo de la nada hacia la nada,
igual que un tierno brote que en rigor
se despereza y tieso es cimbreado.

Allí estaban, tramando un vuelo bajo
en un cielo dispuesto y ofrecido.

Un viento inerte trajo el crotorar.

Entonces todo se hizo entendimiento.
Con pasos de silencio me marché.