lunes, 15 de febrero de 2016

POEMA

                                 Foto de un servidor


   EN un lugar preciso,
en el preciso instante
de dictar estos versos,
un pájaro se posa
en el centro de ti.
Conforme el verso vuela
del pensamiento al lápiz
el pájaro se expone
a indiscretas miradas,
a que caiga el secreto
que sus alas mantienen.
Así se va escribiendo
en el lienzo del aire,
con pintura de letras,
la figura de un pájaro
recitando unos versos.

Estos versos que vuelan,
en este justo momento,
del papel a tus ojos,


que los leen, y se cierran.

6 comentarios:

JOSÉ LUIS MORANTE dijo...

Hermoso poema, querido amigo, lleno de armonía y cauce reflexivo. La escritura a veces no es sino claro testimonio del instante que pasa, de ese renglón vulnerable que a diario escribimos. Un gran abrazo.

José Antonio Fernández dijo...

Muchas gracias, José Luis. La escritura se nutre de reflexión y soledad y, siempre, de la observación del entorno. Un abrazo!

SUSANA BENET dijo...

Me gusta el poema y me gusta la foto del autor, todo en bella conjunción. Besos,

José Antonio Fernández dijo...

Muchas gracias, Susana. Buen fin semana. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Falta nos hacen poemas como este. Y mucha.

José Antonio Fernández dijo...

Me alegro mucho que te haya gustado, Sr. Anónimo. Un saludo.