lunes, 16 de junio de 2014

POEMA

Fotografía de Jane Hambleton



   EN esta extraña tarde calurosa,
sin noticias, ni nada a destacar,
me entretengo mirando
la línea que define el horizonte.
El excesivo sol de este verano
envuelve en una niebla protectora
la visión sofocante de la playa.
Mi vista encuentra la fugaz silueta
de una barca de vela.
                               Poco queda
ya de esta tarde vencida, tan vulgar.
Cierro los ojos, todo es un murmullo
repetitivo, como un mantra permanente,
como si el mar quisiera hipnotizarnos,
convencernos de la necesidad
de entrar en sus fronteras. Yo me dejo
arrastrar por la fuerza de las olas,
por su llamada repetida.

Pero antes de que el mar
me hechice con su fuerza seductora,
sabiendo que la tarde ya está echada,
que el sol se está apagando,
aunque la arena aún caliente siga,
busco un papel, un lápiz,
y me propongo dibujar con versos
lo que esta tarde fue, aburrida,
trivial, nada del otro mundo
y, aunque no sé por qué,
distinta a las demás, llena de magia.

8 comentarios:

SUSANA BENET dijo...

Tu poema es natural y lleno de magia, como esa tarde que describes. Hipnotiza. Besos,

José Antonio Fernández dijo...

Muchas gracias, Susana.
Un abrazo.

José María Piñeiro dijo...

Al final viene la sutil sorpresa. Igual pero distinto.

¿Ya estás de vacaciones? El tiempo no hace sino repetirnos.

José Antonio Fernández dijo...

Gracias José María. Pues sí, todo es más de lo mismo, pero variando algún detalle. Eso hace que las combinaciones puedan ser infinitas.

Dentro de unos días tendré vacaciones que espero aprovecharlas como se merecen.

¿Qué tal por Orihuela?

TODOFOTOJUANGARAY dijo...

MARAVILLOSA DESCRIPCIÓN DEL TEDIO DE UNA TARDE DE ESTÍO ANTICIPADO.

José Antonio Fernández dijo...

Muchas gracias, Juan. Parece que el tedio está mal visto en esta sociedad de prisas. Yo, por cierto, lo ejercito mucho.
Un abrazo, y aprovecha ese fresco verano que suele dar Gijón.

Inés dijo...

Hermoso poema, felicidades. Estoy iniciando mi andadura en esto de los blogs literarios, y espacios como el tuyo me inspiran y me enseñan. Muchas gracias y un saludo.

José Antonio Fernández dijo...

Muchas gracias, Inés. Te deseo mucho éxito en tu nueva andadura. He estado leyendo algunos poemas de tu blog, y estoy seguro que así será.
Gracias a ti, un abrazo.