lunes, 3 de febrero de 2014

EN ALGÚN LUGAR DEL MUNDO

                                      Ilustración de Erika Kuhn


Buscar el pájaro perdido
del resto de la formación.

Ver su vuelo concéntrico
alrededor del círculo cromático.

No descuidar su modo original
de suave aterrizaje.

Analizar su posición inerte
en el tendido eléctrico.

Saber que el águila desciende
certero, rápido.

Mirar atento,
anticipándose al crujido enfático.

Sólo las plumas han quedado estáticas.

El ciclo de la vida,
bello, dramático.

6 comentarios:

Alicia Abatilli dijo...

Lo que tiene de bello también lo tiene de drámatico. Es verdad.
Gracias

José Antonio Fernández dijo...

Gracias a ti, Alicia.
Un abrazo.

José María Piñeiro dijo...

Estupendo poema, José Antonio.
Hay que ver el juego poético que la figura del pájaro ofrece a la escritura. La misma palabra sola, es ya una fuente de sugerencias.

José Antonio Fernández dijo...

Gracias José María. Es cierto, es una fuente inagotable.

Omar enletrasarte dijo...

un poema bien logrado,
saludos

Omar enletrasarte dijo...

me resultó muy interesante,
saludos