domingo, 20 de febrero de 2011

DÍA 7

Al ser su día de descanso no admitió preguntas.

13 comentarios:

pedrojescritor dijo...

Y no amparó a los necesitados

Micaela dijo...

Muy bueno, ingenioso sin duda. Un abrazo y feliz domingo.

Pedro F. Báez dijo...

Como tal, dejo que descanses. Eres tú la deidad; el demiurgo.

luis dijo...

Y de este modo evitó el bochorno de descubrir en las preguntas de los demás, sus imperfecciones.
Un listillo, vamos.
Saludos

Maite dijo...

Bonita manera de que le dejen a uno en paz, así que luego ya no había vuelta de hoja de lo hecho. Ains.

Princesa115 dijo...

Y se le ocurrieron miles de ellas, pero como estaba de descanso no se las contestó.

Un beso

Cita dijo...

Lo que no se debe admitir en el dia de descanso son malas respuestas.

Besos

Cita

Aniki dijo...

Qué curioso. Yo siempre he mantenido que el domingo no es un buen día para ir a misa. El rebaño se congrega y Dios no está para preguntas.

Besosss.

cleopatra dijo...

Exacto y maravillosa frase para poder pensar sin condicionamientos.

Beso

luis dijo...

Mi nueva URL, http://luisserrano2.blogspot.com/

Gracias amigo

José María Piñeiro dijo...

Brillante rosario de microprosas. Estamos todos confirmando aquello que aconsejaba Italo Calvino sobre la brevedad (brevedad densa)en las literaturas futuras.

TORO SALVAJE dijo...

Un purista sin duda.

Saludos.

Clara Schoenborn dijo...

Supongo que sí admitirá comentarios.¿O no?
Un abrazo.